martes, 30 de noviembre de 2010

INSECTOS CHUPADORES DE SAVIA

Los insectos chupadores causan daños a los arboles debido a que se alimentan de la savia. En la mayoría de los casos el insecto inserta su aparato bucal (estilete) dentro de los tejidos del árbol y succiona la savia. Algunas veces el insecto inyecta saliva que disuelve los tejidos del árbol y después succiona el fluido. Los miembros del orden hemíptera (familias Miridae, Tignidae y Pyrrhocoridae) son activos y se mueven sobre el árbol para alimentarse. Sin embargo, las ninfas y adultos de algunas especies de las familias del orden homóptera, tales como las escamas y piojos harinosos (familias Adelgidae, Margarodidae, Diaspididae, Coccidae, Pseudococcidae y Kermesidae) insertan su estilete para alimentarse. Ellos permanecen en un mismo lugar toda su vida. Otras especies en las familias Cicadelidae, Cercopidae, Menbracidae, Psyllidae, Aleyrodidae y Aphididae son móviles. Los miembros del orden Thysanoptera tienen su aparato bucal adaptado para raspar y chupar. Los insectos chupadores de savia causan amarillamiento del follaje y en casos extremos la muerte. Muchas especies son vectores importantes de enfermedades virales en plantas.
Gynaikothrips ficorum (Marchal) thysanoptera: Phlaeothripidae
Hospedantes: Ficus nítida, F. elastica, Nicotiana tabacum.
Distribución: Aguascalientes, Baja California, Baja California sur, Chiapas, estado de México, Guanajuato, Michoacán, Morelos, Quintana roo, Yucatán.
Descripción: las hembras miden de 2.5 a 3.5 mm de longitud. Cuerpo negro; tibias anteriores amarillas, mientras que las medias posteriores solo tienen la mitad distal amarilla; taros amarillos, con una mancha obscura apical. Cabeza más larga que ancha, rostro con setas diminutas. Ocelos presentes. Antenas amarillas. Protórax más corto que la cabeza, el ángulo posterior con una cerda larga y fuerte en cada lado. Alas bien desarrolladas. Patas provistas de diminutas cerdas particularmente en el borde interno. Abdomen alargado; el tubo la final del abdomen es ligeramente más largo que la cabeza. El macho es similar a la hembra en color aunque más pequeño.
Ciclo de vida y hábitos: el insecto presenta una generación por mes. Durante la época de secas, cuando se presenta hojas jóvenes en forma abundante, estas son colonizadas por parejas de insectos, los cuales se reproducen rápidamente y en gran cantidad, de tal forma que en unos cuantos  meses es posible encontrar en una solo hoja a huevecillos, proninfas, ninfas y adultos. También es posible encontrar en estas hojas a enemigos naturales, principalmente una chinche de la familia Anthocoridae, probablemente del genero Macrothracheliella, aunque sus poblaciones no son suficientes para mantener bajo control a los trips.
Daños: las hojas jóvenes atacadas son distorsionadas, dobladas o enrolladlas, de color verde obscuro y pueden caer prematuramente, lo que causa debilitamiento general y un mal aspecto del árbol atacado. En arboles localizados en sitios con poco agua se pueden tener daños severos, en cambio los arboles con buen riego pueden tolerar las infecciones. En áreas urbanas los insectos pueden ser causa de molestias debido a que causan irritaciones en la piel.
Importancia es importante en varias ciudades de México, en donde su principal hospedante, el laurel de la india (ficus nítida), se utiliza ampliamente como ornamental.
Manejo: el uso de insecticidas sistemáticos y de contacto puede servir para reducir las infestaciones.


Tropidosteptes chapingoensis Carvalho hemiptera: miridae
Distribución: Chiapas, Distrito Federal, Estado de México, Hidalgo Michoacán, Puebla, Querétaro, Tlaxcala.
Descripción: los machos adultos tienen una longitud media de 4.3 mm. El cuerpo es alargado; su coloración general es pardo pajizo, aunque algunos ejemplares son mas verdosos. Las alas anteriores son semicoraceas y están coloreadas con manchas irregulares de color café claro. El color de la parte ventral del abdomen puede variar de verde a pardo pajizo. La hembra es similar al macho, pero tiene el abdomen más ancho y lleva por la parte ventral al ovopositor, que está dispuesto en la parte longitudinal media del abdomen. La ninfa madura presenta en la mayor parte de su cuerpo una coloración verde brillante. Sus ojos y algunas veces la parte posterior de la cabeza son rojos. El pronoto y los cuatro muñones alares son obscuros, casi negros. Sobre la parte dorsal del abdomen, entre los segmentos  3 a 5 se encuentra una mancha roja, que en algunos individuos está rodeada por otra color verde amarillo claro, que hasta el séptimo segmento abdominal  el huevo es elongado con los bordes romos, de color blanquecino recién puesto y luego verdoso. Su longitud alcanza 1 mm.
Ciclo de vida y hábitos: se presentan varia generaciones por año, con estados de desarrollo sobrepuestos. Aparentemente e encuentran como huevecillos a finales de otoño e invierno, tiempo en que la mayoría de los arboles no tienen follaje. Al final del invierno los arboles emiten follaje nuevo y los insectos inician su actividad, que continuara mientras existan hojas y tallos, pero solo se alimentaran por el envés de la hoja. Los adultos volar rápidamente si son molestados, pero regresan con facilidad al hospedante; tienen los mismo hábitos alimenticios que las ninfas. Cuando están en reposo se agregan en pequeños grupos y se ubican en donde hay hojas sobrepuestas, con lo que obtienen cierta protección.
Daños: estos insectos se alimentan exclusivamente en las hojas chupando la savia por el envés de ellas, aunque el daño es más visible por el haz, en el que aparecen puntos cloróticos que  correspondan a las áreas en que se extrajo líquido por la parte inferior. Conforme transcurre el año, la cantidad de puntuaciones es mayor y en infestaciones severas las áreas cloróticas pueden ocupar la mayor parte de la hoja. Cuando este es el caso y los arboles son jóvenes, adquieren tonalidades verde grisáceas, las hojas se doblan sobre sí mismas y se enrollan parcialmente, como consecuencia del daño se puede presentar una abscisión temprana de la hoja, con la que causa una defoliación prematura y una mala apariencia del árbol en su conjunto. Las picaduras causadas por los insectos permiten a entrada de patógenos foliares, que incrementan el daño al árbol infestado.
Importancia: este insecto presenta una de las plagas más importantes del fresno sobres todo en áreas urbanas y suburbanas donde causan daños de consideración en arboles que están en banquetas o en patios y jardines. Su principal impacto es en la estética del árbol. Estos insectos son más perjudiciales en arboles debilitados por sequias, contaminación del aire, etc.
Manejo: la aplicación de insecticidas de contacto reduce la infestación del insecto; sin embargo la solución más adecuada es lograr un buen equilibrio de las condiciones ambientales y se sitio en donde crece el árbol hospedante. En infecciones severas y donde no se puede aplicar aspersiones de insecticidas, es posible hacer inyecciones con insecticidas sistemáticos al fuste o aplicados al suelo como granulados.




Corythucha ciliata (Say) y Leptoypha minor McAtee hemiptera: tingidae
Hospedantes: Corythucha ciliata: Fraxinus spp., Leptoypha minor: Platanus spp.
Distribución: Corythucha ciliata: Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas. Leptoypha minor: Coahuila Nuevo León
Descripción: los adultos miden de 0.7 a 1.8 mm de longitud. Son de coloración blanco-cremosa, con un par de manchas oscuras en la parte central de cada una de las alas. El pronoto con una mancha oscura conspicua. Leptoypha es café, sin mostrar lóbulos ornamentados como en Corythucha.
Ciclo de vida: existen de 3 a 5 generaciones al año. El invierno lo pasan generalmente Cómo adultos. La oviposición se realiza el inicio de la estación de crecimiento del árbol, a lo largo de los márgenes de las venas, por el envés de la hoja. Los huevecillos son insertados en el tejido, sobresaliendo solo el cuello son el opérculo. En el caso de leptoypha, los huevecillos son parcialmente insertados en el envés de la hoja. Las ninfas de ambas especies son gregarias durante los primeros estadios y posteriormente se dispersan en el follaje de la rama infestada.
Daño: aun cuando la alimentación de Corythucha ciliata se realiza en el envés de la hoja, la sintomatología en el haz es característica. La decoloración de las hojas en manchas irregulares, asociadas a pequeños puntos negros y lisos (excremento), distinguen el daño del provocado por chicharritas y por ácaros. Las hojas pueden tomar un color café similar al daño por ácaros. El daño por leptoypha se presenta en el haz de las hojas, con los puntos negros típicos de excremento en el envés.
Importancia: no se considera de importancia en áreas forestales sin embargo, es problema fuerte en áreas urbanas.
Manejo: el control debe realizarse de preferencia al inicio de la estación de crecimiento, para evitar infestaciones y daños severos.

Corythucha salicata Gibon Hemiptera: Tingidae
Hospedantes: Populus alba, Prunus spp., Salix babylonica
Distribución: Distrito Federal, Estado de México, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala.
Descripción: los adultos miden de 2 a 3 mm de longitud; en la vista ventral el cuerpo es negro, mientras que por la parte dorsal esta ornamentado con proyecciones cuticulares en cabeza y tórax; también las alas muestran un patrón de ornamentación reticulado de coloración blanquecina. Las ninfas tienen espinas de color oscuro que rodena el cuerpo.
Ciclo de vida y hábitos: se presentan varias generaciones ene el año con estados de desarrollo sobrepuestos. En invierno los insectos están como huevos, aunque en regiones con temperaturas benignas puede haber ninfas y adultos. Los insectos son chupadores de savia y viven principalmente en el envés de las hojas, en grupos de varias docenas de individuos. Los huevos son puestos en el envés, cerca de las nervaduras.
Daños: el daño es causado por las picaduras de los insectos, que originan moteados cloróticos en las hojas, los cuales son visibles tanto por el haz como por el envés. En estas infestaciones severas puede haber defoliación prematura, así como una infección estética en el follaje por las mismas picaduras y por los excrementos que dejan sobre el follaje.
Importancia: es reducida, aunque en arboles individuales se pueden tener infestaciones extremas que ameritan control
Manejo: para reducir las poblaciones de estos insectos s pueden aplicar insecticidas de contacto o aceites minerales ligeros; estos últimos son más adecuados para aplicaciones de jardines residenciales.


Stenomacra marginella (Herrich-Schaeffer) hemiptera:pyrrhocoridae
Hospedantes: Buddleia spp, Carya illinoensis, Erythrina Americana, Eucalyptus camaldulensis, Fraxinus uhdei, Ligustrum japonicum, Persea americana, Populous alba, P. deltoids, Psidium guajava, Salix babylonica, S. maxicana, Schinus molle, Ficus spp.
Distribución: Distrito Federal, Estado de México, Guerrero.
Descripción: los adultos miden de 12 a 15 mm de longitud. El cuerpo es oscuro, aunque del protórax puede ser anaranjada o negra. La mitad posterior del protórax y los márgenes de los hemiélitros  tienen líneas anaranjadas. El abdomen en su parte ventral anterior y en el dorso es anaranjado o rojizo. Las patas son negras, con excepción de las coxas y la parte anterior de los fémures que son anaranjados. Las ninfas de primer instar tienen el abdomen rojo, en cambio las ninfas de los siguientes instares lo tienen negro, con una mancha roja y romboide en el centro de la parte dorsal del cuerpo. La parte ventral del abdomen también tiene marcas rojas. Los huevos son depositados en grupos de 30 a 50 individuos, tienen forma de barril y son de color rojizo o anaranjado.
Ciclo de vida y hábitos: se presenta una generación por año. Los adultos están presentes desde finales del invierno hasta mediados del verano. Son activos durante el día y se mueven facilidad de un árbol a otro. La oviposicion se inicia en el mes de mayo y se prolonga hasta fines de julio. Las masas de huevecillos son puestas en diferentes partes del hospedante, incluso en estructuras no vegetales como bardas, piedras, etc. Las ninfas jóvenes emergen durante junio y julio; casi siempre están agregadas y a veces protegidas por los adultos. Las ninfas y los adultos son fitófagos, se pueden alimentar de la savia de las hojas, de los jugos de frutos y del néctar de flores. No son selectivos en sus hospedantes. Las ninfas concluyen su desarrollo a finales del invierno. Conforme crecen forman grupos cada vez más numerosos, que pueden ser de varios cientos de individuos. De estos grupos se desprenden para alimentarse en la copa de los árboles y luego regresar a ellos. La coloración negro con rojo de los insectos previene que las aves se alimenten de ellos.
Daños: los insectos son chupadores y rara vez causan la muerte del hospedante; sin embargo, provocan un debilitamiento de los arboles infestados y afectan la calidad estética del follaje, y que este se observa clorótico y con puntuaciones. El enorme número de insectos causa en la gente un sentimiento de aversión hacia ellos.
Importancia: en ambientes urbanos tiene cierta importancia por su abundancia y aspecto. En infestaciones severas dentro de jardines de casas se requiere control.
Manejo: debido a que los insectos están en grupo y siempre expuestos sobre follaje, se recomienda la aplicación de insecticidas de contacto, que se puedan aplicar en cualquier fecha; la aspersión se recomienda cuando las ninfas esta agregadas.

Hoplophorion (=Metcalfiella) monogramma (German) Homoptera: Membracidae
Hospedantes: Acer negundo, Cydonia oblonga, Erythrina americana, Malus pumila, Persea america, Populus alba, Prunus pérsica.
Distribución: Distrito Federal, Estado de México, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Puebla.
Descripción: los adultos miden de 10 a 12 mm de longitud; la forma del cuerpo es ancha y alta en la parte anterior y angosta hacia la parte posterior, con dos elevaciones como quillas en la parte anterior y latero-dorsalmente. La coloración es rojo-anaranjado a rojo-rosáceo en cabeza y pronoto. Las alas son membranosas y las anteriores presentan muchas proyecciones a manera de espinas en todo el cuerpo. Se les conoce comúnmente como “periquitos del aguacate”. Las ninfas son de color gris.
Ciclo de vida y hábitos: se presenta una generación por año. A finales del verano las hembras ovipositan incrustando los huevecillos bajo la corteza de las ramas tiernas y así pasan el otoño e invierno. En la primavera emergen las ninfas, que se alimentan succionando la savia de ramas; también pueden dejarse caer al suelo, en donde se alimentan de pastos y otras hierbas hasta que alcanzan el estado adulto. Los nuevos adultos vuelas hacia los arboles donde se alimentan, se aparean y ovipositan en las ramas.
Daños: los daños son causados por las hembras que introducen los huevecillos en las ramas, ocasionando fuerte daños e incluso la muerte de las mismas; los adultos y ninfas se alimentan de savia, por lo que reducen el vigor de los arboles.
Importancia: es de importancia en árboles ornamentales, lo que obliga a realizar su control.
Manejo: en arboles de áreas urbanas, se puede aplicar el control biológico mediante la aspersión de disoluciones de hongos entomopatógenos como verticillium lecane y enthomophthora spp. Otra alternativa puede ser la aplicación de insecticidas sistemáticos al follaje. Cuando las infecciones son solo en algunos árboles, se puede hacer la remoción manual de los insectos.

Clastoptera sp. homoptera: cercopidae
Hospedantes: Cupressus lindleyi, Juniperus deppeana, Schinus molle.
Distribución: Distrito Federal, Estado de México, Guerrero, nuevo león, puebla, Tlaxcala.
Descripción: tamaño pequeño, de menos de 5 mm de longitud; cuerpo café con tonalidades iridiscentes en el protórax. Patas adaptadas para saltar. Ninfas pálidas, embebidas dentro de un material parecido a la savia, en el cual se produce en una glándula ubicada en el dorso del abdomen. Estas masas de saliva miden hasta 15 mm de diámetro.
Ciclo de vida y hábitos: se presenta una generación por año. Los adultos se encuentran desde finales del invierno hasta principios del verano. Las hembras ovipositan en los brotes tiernos o en ramitas de su hospedante. Las ninfas nacen en el mes de junio y están presentes en la segunda mitad del año.
Daños: los adultos y las ninfas son chupadores de savia de ramitas y brotes. Las ninfas pueden causar la muerte de los brotes, los que se tornan cafés. Se encuentran en arboles de diferentes edades, en cualquier parte de la copa. Se requiere de una gran población para causar daños serios.
Importancia: solo en arboles de alto valor dentro de jardines residenciales.
Manejo: no se realizan actividades de control.

Alebra sp., Empoasca sp. y Edwardsiana sp. Homoptera: Cicadellidae
Hospedantes: Erythrina americana, Populus alba, p. deltoides, P. tremuloides, Salix babylonica, Ulmus parvifolia.
Distribución: Distrito Federal, Estado de México.
Descripción: Alebra es una chicharrita de 4 mm de longitud, de color amarillo brillante. El adulto de empoasca mide 3.2 mm de longitud, es de color verde amarillento y sus ninfas son similares en la coloración, pero con los ojos blancos. El adulto de Edwardsiana es una chicharrita de forma esbelta; ninfas y adultos de color blanco-amarillento, miden en promedio 3.5 mm de longitud; las ninfas; son de color blanco y ojos rojos.
Ciclo de vida y hábitos: presentan varias generaciones anuales, con los estados de desarrollo superpuestos. Las hembras de Edwardsiana insertan sus huevecillos en forma individual en el tejido del envés de las hojas, mientras que Alebra y empoasca los insertan en las nervaduras de las hojas jóvenes y en los brotes tiernos succionando la savia de estas estructuras.
Daños: las ninfas y adultos de Alebra y Edwardsiana causan un punteado clorótico en hojas debido a que durante su alimentación destruyen la clorofila o remueven la savia. Empoasca se alimenta en el tejido vascular de las hojas, principalmente en el floema y al alimentarse produce un líquido proteico que se solidifica y permanece en el punto de alimentación. Posteriormente las células se colapsan y se bloquea el paso de nutrientes, con los que se origina un necrosamiento de la parte distal a ese punto, pudiéndose presentar grandes áreas muertas en las hojas estas áreas tienen la apariencia de haber sido causadas por hongos del follaje. Cando el ataque es sobre los brotes, se reduce el crecimiento de ellos en forma considerable. En cualquier caso hay caída prematura de hojas. Los arboles atacados presentan un mal aspecto estético por el manchado del follaje. En infestaciones severas se reduce el vigor de los arboles.
Importancia: son insectos muy abundantes en ambientes urbanos; se considera como plagas importantes de Erythrina americana (colorín) uno de sus hospedantes más comunes y que se utiliza con frecuencia en la cuidad de México.
Manejo: en condiciones urbanas se puede aplicar control biológico mediante hongos como Beauveria basianna (vals.) vuill. Y Enthomophthora spp. Otras opciones son la aplicación de aceites ligeros o el uso de insecticidas sistémicos inyectados en el fuste o asperjados al follaje.

Toumeyella pinicola Ferris Hmoptera:coccidae
Hospedantes: Pinus leiophylla, P.montezumae.

Distribucion: Chiapas, Chihuahua, Estado de Mexíco.

Descripción: la hembra es circular desde la vista dorsal, con diámetro de 5 a 6 mm, lateralmente tienen forma semiesférica. De color anaranjado amarillento. La superficie de la escama está cubierta con una capa delgada de cera y tienen marcas más oscuras que el resto del cuerpo. La ninfa de primer instar es la única capaz de desplazarse por si misma; es deforma oval y apenas alcanza 0.5 mm de diámetro. Las ninfas de los instares siguientes son sésiles, de la misma coloración del adulto y se encuentran en los brotes de crecimiento. Los machos son alados, de 1 a 2 mm de longitud y raramente son vistos. Las ninfas que dan origen a machos son de forma alargada, más pequeñas que las hembras y la mayoría están sobre las cutículas, aunque algunas pueden estar sobre los brotes.
Ciclo de vida y hábitos: se presentan varias generaciones por año, por los que los estados de desarrollo están sobrepuestos, e incluso en el invierno se pueden encontrar ninfas recién nacidas. Los huevos se encuentran bajo la escama madre en donde puede haber varios cientos de ellos. Las ninfas recién nacidas son móviles y de hecho son las que pueden ser llevados por el viento, para dispersar a la población hacia nuevos hospedantes. Las ninfas hembra buscan establecerse en los brotes de crecimiento de su hospedante, mientras que las ninfas macho prefieren las acículas para fijarse, en donde se alinean a lo largo de las hojas.
Daños: las infestaciones se presentan en arboles pequeños, en los que pueden causar la muerte de los brotes  y reducción del crecimiento. Los arboles infestados muestran mielecillas y fumaginas que les dan una coloración oscura.
Importancia: las infestaciones son de carácter limitado. Las plantaciones que están en ambientes con polvo son las más susceptibles. Es de mediana importancia.
Manejo: no se aplican medidas de control.

Icerya purchasi Maskell homoptera: margarodidae
hospedantes: Acacia farnesiana, Citrus spp., Jacaranda mimosifolia, Lagerstroemia indica, Persea americana.
Distribución: Distrito Federal, Estado de México.
Descripción: las hembras adultas miden 5 mm de longitud, aunque su saco de huevecillos llegan a medir hasta 15 mm de largo. El color del cuerpo es naranja, con manchas oscuras en la periferia y con setas largas en los bordes del cuerpo. Los huevos se encuentran en un saco de hilos cerosos y compactos que pueden contener varios cientos de ellos; son de color rojizo y de forma oval. Las ninfas son móviles durante todos sus instares; tienen antenas largas y son rojizas o anaranjadas.
Ciclo de vida y hábitos: se presentan varias generaciones por año, con estados de desarrollo sobrepuestos. Las ninfas y adultos se alimentan chupando savia de ramas y ramillas.
Daños: se presentan en números bajos. No es de importancia.
Manejo: no se requiere, debido a que es controlada por enemigos naturales.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada